Caja de Pandora, Inmortalidad del Cangrejo

Valparaíso querido

Hoy me enteré de una tragedia. Esta madrugada ocurrió un incendio en la iglesia San Francisco, en el cerro Barón, Valparaíso. Me afecta porque una linda etapa de mi vida ocurrió en esa ciudad. Viví varios años allí y mantengo lindos recuerdos de la ciudad puerto.

Valparaíso es una ciudad que amas u odias, pero no te deja indiferente. Amarla no es sencillo, se le critica que es sucia y peligrosa. Sin embargo, entre calles y cerros guarda una magia. Un encanto. Es la Joya del Pacífico como popularizó Lucho Barrios. Sus casas pintorescas que bañas los muchos cerros que lo conforman. Esas escaleras eternas para llegar a tu destino, ¿cómo no quererlas? También están los ascensores, los pocos que aún funcionan. La brisa marina junto con el ruido de las olas. Son muchas cosas que hacen de Valparaíso esa espléndida ciudad.

La variedad de gente que puedes encontrar en Valpo, la hacen una ciudad cosmopolita. Gracias a su calidad de puerto, con los muchos barcos -de todo tipo- que llegan y sus turistas, mezclados con la enorme cantidad de estudiantes -yo fui uno de esos- añaden otro ingrediente a esa mezcla cultural de la ciudad.

Como homenaje quiero dejarles este video que encontré donde se aprecia Valparaíso desde ángulos pocos vistos.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=kKwH6HIJ_jA&rel=0]

Standard

One thought on “Valparaíso querido

  1. Pingback: Oleaje ↔ Paz | El muro de ideas extrañas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *