Geek

Nueva casa

Estoy estrenando un nuevo hogar para mi blog. En apariencia nada ha cambiado. Todo se ve igual. Sin embargo, ha mutado. Este blog partió como un proyecto de ocio. Un desafío personal. Una entretención mía, dándole uso a un viejo tarro conectado a internet que las hacía de servidor, router y cuanta otra cosa necesitara. Pues ya no más. Quiero, aunque me pese, dar de baja ese tarrito al que le tengo tanto cariño. Ese tarro que compré hace ya 9 años y que me servía para jugar y hacer las tareas de la universidad.

Entonces, si doy de baja mi tarro ¿dónde alojo mi servidor? Por razones laborales me ha tocado últimamente ver varios temas relacionados con virtualización de servidores. Los servidores virtuales consisten en máquinas que viven dentro de otro servidor más grande. Esta tecnología le entrega a las empresas varios beneficios, entre ellos disminuir costos energéticos. Por lo tanto, decidí probar suerte con eso y arrendé un servidor virtual. Por una módica suma de dinero, una empresa me entrega un “computador” que viene a ser el reemplazo de mi tarro. En mi nuevo proyecto personal.

Entonces, este blog ya no vive dentro de un computador viejo en mi departamento, metiendo ruido y gastando electricidad. Sino que vive quien sabe donde, al otro lado del mundo, lejos de Chile.

Standard
Geek

Auto Osom!

La red social de Google pasa casi desapercibida. Claro, está compitiendo contra el gigante Facebook. Sin embargo, eso no desanima a la gente de Google. Ellos mismos también son un gigante en internet y pueden cambiar la reglas del juego a su favor. Están haciendo algunas cosas bien, no sé si para desbancar a Facebook, pero al menos llaman la atención. Una de las funcionalidades interesante es con las fotografías de los usuarios. Google tiene una característica muy peculiar.

AutoAwesome

Es típico que tus amigos cierran los ojos cuando les tomas fotografías (siempre hay alguien), o alguien que dice que no salio bien en la foto. Ahora imagina que es posible tomar una serie de fotos y que se elegieran las mejores caras de cada integrante para hacer una nueva foto. Eso es una de las cosas que hace AutoAwesome.

Auto AwesomeLas imagenes de arriba muestran un efecto en acción. Las “sonrisas autómaticas”. Lo que hace es mezclar una secuencia de fotografias y trata de mejorar las caras de las personas en base a sus mejores sonrisas. La imagen de la izquierda muestra dos personas con los ojos cerrados, pero ya en la derecha los tienen abiertos. ¡Magia! No se a tí, pero yo lo encontré genial.

Y no sólo está ese efecto, tiene otros entre los que se encuentran:

  • Copos de nieve
  • Secuencia de acción
  • Panorámica
  • Borrador
  • Retratos

En fin, si te llamo la atención esta funcionalidad, está disponible para smartphones y para usuarios de escritorio. Échale un vistazo, no te arrepentiras.

Más información: Fotos y películas con efectos automáticos

Standard
Caja de Pandora

Puertas afuera

Ayer fue un día atípico y para recordar. No comenzó como todos, a las 00:00  se inicia mi jornada laboral (no piensen mal). Se me venía un trabajo que llevaba meses en carpeta y su ejecución era crítica. Está demás decir que estaba nervioso. Sin embargo, luego de 7 horas, me pude ir a dormir sabiendo que todo había resultado bien. Como podrán imaginar, intentar quedarse dormido a las 7am cuando toda la gente en el edificio se está levantando -y por ende, metiendo ruido- es un tanto complicado. Aun así lo logré. Aunque no por mucho, pues a medio día ya estaba despierto otra vez.

Aprovechando que era “temprano” me preparé para ir al centro a hacer trámites que en un día normal no podría, ya que en la oficina no me esperarían sino hasta avanzada la tarde. Me duché, organicé los papeles que debía llevar y partí. Ahora, no sé si fue el sueño, las pocas horas dormidas, el trasnoche, nerviosismo remanente, el apuro o que se yo, pero mientras le di el tirón a la puerta para cerrarla me vino un pensamiento paralizante. No me podía mover y veía inevitable mi destino. ¡Cerré la puerta y había olvidado mis llaves adentro! Sentí como mi corazón dejó de latir por un instante. Chambón yo. Agarré el pomo de la puerta para comprobar que estuviera cerrada. Lamentablemente sí. Pensé ¿qué hago ahora? ¿hago mis trámites o busco la forma de abrir la puerta a como dé lugar? Opté por lo segundo. Revisé mis bolsillos y billetera en busca de algo que pudiese servir. Comprobé que las películas te venden una mentira, no pude abrir mi puerta utilizando una credencial plástica. 🙁 Resignado fui a conserjería a pedir el dato de un cerrajero. Afortunadamente me dieron uno y éste vendría enseguida (les paso el dato Aberturas Cárcamo). Quince minutos después (nota mental: que fácil es abrir una puerta sin seguro) estaba adentro de mi departamento. Pasó el susto y regresó la calma. Mi corazón podía seguir latiendo normalmente.

Standard
Geek

Cortando la SIM

El otro día me he comprado un nuevo teléfono. Le hice un upgrade a mi viejo Galaxy ACE. Ya no funcionaba como antes. Las nuevas aplicaciones necesitaban un teléfono un poco mas moderno y poderoso. Razón por la cual tuve que darlo de baja. Este nuevo equipo tiene algo particular, utiliza una micro-SIM.

Una SIM es el chip que llevan los telefono modernos, la cual contiene la información de tu número telefónico. Una micro-SIM es la misma cosa, pero más pequeña. Esa diferencia en tamaño hace que mi SIM no pueda utilizarla en mi juguete nuevo.

Cortar o no cortar

Ante mi dilema tenía 2 salidas. La primera y más sencilla. Ir a una tienda de mi compañía de telefonía y pedir un chip nuevo. Lamentablemente te cobran por eso. Alrededor de 4 lucas. La otra salida, cortar la SIM, pues la única diferencia es en el tamaño.

Como dice el título, yo elegí la segunda opción. Primero busqué en internet cómo hacerlo. Tenía muchas cosas en juego. No estaba dispuesto a ceder ese dinero por comprar algo tan trivial. Además, me sentía entusiasmado con la idea de hacer manualidades: cortar, lijar, medir, etc.

Encontré muchas plantillas de tarjetas que indican cómo hacer los cortes. Ninguna resultaba del tamaño correcto al imprimirla. Así que manos a la obra, la edité. El resultado, ¡increíble! Del tamaño justo.

Plantilla de corte micro SIM

Plantilla de corte micro SIM

Si desean la pueden imprimir, la idea es que sea del tamaño de su SIM y le hagan los cortes necesarios. Como recomendación, corten un poco más ancho y ajustan lijando. Como pueden apreciar, el resultado no es perfecto, pero funciona que es lo importante!

micro-SIM

micro-SIM

 

 

Standard
Inmortalidad del Cangrejo

Logros de 2013

Como todo año, el 2013 tu sus altos y bajos. Las cosas suceden por alguna razón y creo que si te ocurre algo negativo es solo para que valores más lo positivo que viene después. Estos días me he puesto a pensar en grandes y no tan grandes cosas que viví durante el 2013 y vale la pena resaltar. Algunas te pueden parecer insignificantes, pero no todos perciben la misma experiencia de igual manera y su apreciación es distinta también.

El muro de ideas extrañas

Para comenzar, voy a destacar este logro, pues soy una persona callada. No acostumbro a decir lo que pienso y este blog me ha servido para expresarme. Este proyecto comenzó allá por mayo de 2013, primero como un desafío y ahora se ha convertido en algo más serio. No he escrito muchas cosas, ni he puesto contenidos muy relevantes, pero me ha ayudado. Es una forma más -y completamente válida- de contarle al mundo lo que pasa en mi cabeza. Lo considero un paso importante.

Viajes de fin de semana

¡Sí! viajar. Fueron pocos viajes, pero ya se vendrán más. Viajé con Dani y con amigos, a distintos lugares y geografías. Pero lo importante es que viajé, que salí de Santiago y de mi rutina.

Sobreviví a Fantasilandia

Casí veinte años pasaron desde la última vez que visité Fantasilandia. Aquella vez fue en unas vacaciones que hice junto a mi familia. Esta vez, con amigos. Y lo pasé muy bien.

Digo sobreviví, pues algunos juegos me hicieron sentir mal. Uno que otro mareo. Sin embargo, aguanté los distintos juegos. Me armé de paciencia al hacer esas filas eternas y ver como la gente se colaba (aunque a más de uno le negué el paso a saltarse la fila). Fue una buena experiencia y espero que no deban pasar veinte años más para repetirla.

Conciertos

No digamos que fui a muchos conciertos, tan solo a 2. Pero fueron una gran experiencia y lo pasé genial. Viví la experiencia de una ubicación “VIP” (que te VIP no tiene nada) y ver a tu artista desde muy cerca.

Introspección

En lo personal puedo decir que he estado madurando. No digo maduré pues creo que es algo en constante progreso. Fue un año donde me vi en situaciones complicadas que me hicieron analizarme en muchos aspectos. De esa introspección saqué muchas conclusiones que me llevaron a reconocer errores, pues es el primer paso para mejorar. Estoy trabajando en descubrir que es lo que siento y expresarlo, para lo cual ayuda mucho este blog. Además, lucho contra mis instintos individualistas para lograr ser más sociable y no ser tan egoísta con mis amigos.


Resumiendo, fue un gran año y he de esperar que el 2014 sea mejor, venga con desafios y logre las metas que me propondré.

Standard