Inmortalidad del Cangrejo

Ruta Sin Sentido

El automóvil ha sido un mal necesario. He dejado de lado el transporte público -micro y metro- en favor de mi vehículo cuando hago el trayecto hacia y desde el trabajo. Me demoro más, sí. Pero es más cómodo y menos sufrido que ir apretado como en lata de sardinas y tener que afirmarse cada vez que se frena bruscamente. Ahora, por qué digo mal necesario, pues porque sé que no ayuda a la descongestión y descontaminación. Sin embargo, la cantidad de vehículos nuevos que hay año a año tampoco ayuda. Aun cuando el precio de la gasolina se incrementa.

Mis recorridos son sencillos. Trato de usar avenidas principales, de gran afluencia de vehículos. En teoría son las mejores Sigue leyendo…

Standard