Caja de Pandora, Geek

Temporadas frente a la caja cuadrada

Algo que hoy en día es -casi- imprescindible en cada casa es un televisor. Esa caja cuadrada que ha revolucionado el entretenimiento. En cada hogar hay al menos 1 televisor – caso aparte mi polola que no tiene – e incluso hay casas donde hay más TVs que moradores. Yo me declaro fanático de ver televisión. Lo que más me atrae, o mejor dicho lo que me tiene pegado frente a la tele, son las series. Sin embargo, hace un tiempo ya que he prescindido del servicio de televisión por cable – lo reemplacé por Netflix – que es donde naturalmente existen las series, pues en la televisión abierta son escasas y con horarios horribles. Ahora mi fuente de series es Netflix.

La gracia de las series es que cada capítulo es de corta duración – entre 20 y 45 minutos normalmente – lo que lo hace ideal para entretenerse por un rato, ya que es más breve que una película. No te consume mucho tiempo… en teoría. Digo en teoría porque en la práctica yo sigo más de una serie, y muchas veces veo más de un capítulo por vez. Típico que uno reserva un día para ver series y te pasas una tarde completa sentado frente al televisor. O bien te programas y reservas el día y la hora del estreno de tu episodio semanal.

Maratones

Situación común: alguien te recomienda una serie de la cual no sabías que existia y ya va en la tercera temporada; ves el primer capítulo y no puedes deternerte. Eso me ha sucedido varias veces. Tienes temporadas completas de una serie nueva por ver y las ves en jornadas marátonicas. Un capítulo tras otro. Olvidas hasta de ir al baño, de comer incluso. Así de buena la serie. Me ha pasado con 24, House, Breaking Bad, entre otras.

Netflix ha ayudado mucho en ese sentido. Te presenta temporadas completas de alguna series, de un paraguazo. Olvídate de esperar semana tras semana por el capitulo nuevo. Lo tienes todo ahora, ya. Eso me gusta. Así fue como vi House of Cards y Orange is the New Black. Varios episodios por vez. Noches desvelado. Jaja. Sin embargo, tiene un grave problema ese modo de consumir series. Rápidamente te vuelves adicto y con la misma velocidad se terminan tus capítulos por ver, ya sea porque se terminó la serie o porque no han salido nuevos.  Caes en un síndrome de abstinencia, al no tener tu dosis de episodios por lote. Es terrible.

Lista

Para finalizar te dejo un listado de series muy buenas que puedes/debes ver:

  • Sherlock (BBC)
  • The Big Bang Theory
  • 24
  • Game of Thrones
  • House M.D.
  • Heroes (solo primera temporada)
  • Dexter
  • Scrubs
  • How I Met Your Mother
  • Friends
  • Death Note
  • Breaking Bad
  • House of Cards
  • Orange is the New Black

¿ Tienes alguna serie recomendable? Déjala en los comentarios.

 

 

Estándar
Caja de Pandora, Geek

Realmente no comprendes que tan rico es Bill Gates

Bill Gates tiene mucho dinero, miles de millones de dólares. Pero aunque sepas con exactitud la cantidad, te aseguro que no logras dimensionar cuán adinerado es. Neil deGrasse Tyson –el que has visto en la nueva versión de Cosmos, porque espero que hayas visto ese programa– explica en este video en una singular manera que tan rico es Bill Gates y te daras cuenta que realmente no comprendías ese nivel de riqueza.

PD: puedes activar los “close captions” y traducirlos por si no entiendes el inglés

Estándar
Geek

Nueva casa

Estoy estrenando un nuevo hogar para mi blog. En apariencia nada ha cambiado. Todo se ve igual. Sin embargo, ha mutado. Este blog partió como un proyecto de ocio. Un desafío personal. Una entretención mía, dándole uso a un viejo tarro conectado a internet que las hacía de servidor, router y cuanta otra cosa necesitara. Pues ya no más. Quiero, aunque me pese, dar de baja ese tarrito al que le tengo tanto cariño. Ese tarro que compré hace ya 9 años y que me servía para jugar y hacer las tareas de la universidad.

Entonces, si doy de baja mi tarro ¿dónde alojo mi servidor? Por razones laborales me ha tocado últimamente ver varios temas relacionados con virtualización de servidores. Los servidores virtuales consisten en máquinas que viven dentro de otro servidor más grande. Esta tecnología le entrega a las empresas varios beneficios, entre ellos disminuir costos energéticos. Por lo tanto, decidí probar suerte con eso y arrendé un servidor virtual. Por una módica suma de dinero, una empresa me entrega un “computador” que viene a ser el reemplazo de mi tarro. En mi nuevo proyecto personal.

Entonces, este blog ya no vive dentro de un computador viejo en mi departamento, metiendo ruido y gastando electricidad. Sino que vive quien sabe donde, al otro lado del mundo, lejos de Chile.

Estándar
Geek

Auto Osom!

La red social de Google pasa casi desapercibida. Claro, está compitiendo contra el gigante Facebook. Sin embargo, eso no desanima a la gente de Google. Ellos mismos también son un gigante en internet y pueden cambiar la reglas del juego a su favor. Están haciendo algunas cosas bien, no sé si para desbancar a Facebook, pero al menos llaman la atención. Una de las funcionalidades interesante es con las fotografías de los usuarios. Google tiene una característica muy peculiar.

AutoAwesome

Es típico que tus amigos cierran los ojos cuando les tomas fotografías (siempre hay alguien), o alguien que dice que no salio bien en la foto. Ahora imagina que es posible tomar una serie de fotos y que se elegieran las mejores caras de cada integrante para hacer una nueva foto. Eso es una de las cosas que hace AutoAwesome.

Auto AwesomeLas imagenes de arriba muestran un efecto en acción. Las “sonrisas autómaticas”. Lo que hace es mezclar una secuencia de fotografias y trata de mejorar las caras de las personas en base a sus mejores sonrisas. La imagen de la izquierda muestra dos personas con los ojos cerrados, pero ya en la derecha los tienen abiertos. ¡Magia! No se a tí, pero yo lo encontré genial.

Y no sólo está ese efecto, tiene otros entre los que se encuentran:

  • Copos de nieve
  • Secuencia de acción
  • Panorámica
  • Borrador
  • Retratos

En fin, si te llamo la atención esta funcionalidad, está disponible para smartphones y para usuarios de escritorio. Échale un vistazo, no te arrepentiras.

Más información: Fotos y películas con efectos automáticos

Estándar
Geek

Cortando la SIM

El otro día me he comprado un nuevo teléfono. Le hice un upgrade a mi viejo Galaxy ACE. Ya no funcionaba como antes. Las nuevas aplicaciones necesitaban un teléfono un poco mas moderno y poderoso. Razón por la cual tuve que darlo de baja. Este nuevo equipo tiene algo particular, utiliza una micro-SIM.

Una SIM es el chip que llevan los telefono modernos, la cual contiene la información de tu número telefónico. Una micro-SIM es la misma cosa, pero más pequeña. Esa diferencia en tamaño hace que mi SIM no pueda utilizarla en mi juguete nuevo.

Cortar o no cortar

Ante mi dilema tenía 2 salidas. La primera y más sencilla. Ir a una tienda de mi compañía de telefonía y pedir un chip nuevo. Lamentablemente te cobran por eso. Alrededor de 4 lucas. La otra salida, cortar la SIM, pues la única diferencia es en el tamaño.

Como dice el título, yo elegí la segunda opción. Primero busqué en internet cómo hacerlo. Tenía muchas cosas en juego. No estaba dispuesto a ceder ese dinero por comprar algo tan trivial. Además, me sentía entusiasmado con la idea de hacer manualidades: cortar, lijar, medir, etc.

Encontré muchas plantillas de tarjetas que indican cómo hacer los cortes. Ninguna resultaba del tamaño correcto al imprimirla. Así que manos a la obra, la edité. El resultado, ¡increíble! Del tamaño justo.

Plantilla de corte micro SIM

Plantilla de corte micro SIM

Si desean la pueden imprimir, la idea es que sea del tamaño de su SIM y le hagan los cortes necesarios. Como recomendación, corten un poco más ancho y ajustan lijando. Como pueden apreciar, el resultado no es perfecto, pero funciona que es lo importante!

micro-SIM

micro-SIM

 

 

Estándar